¿Qué papel están jugando las telecomunicaciones en esta nueva realidad post-Covid-19?

Las telecomunicaciones, como servicio esencial, han jugado un papel crucial en este nuevo escenario que nos ha tocado vivir. Se han posicionado como una herramienta vital para dotar a organizaciones y empresas de la capacidad de seguir operando en un mundo con restricciones a la movilidad. El devenir de los acontecimientos no ha cambiado, pero la situación ha acelerado el cambio al que ya nos dirigíamos. Fuera del mundo profesional, gracias a las telecomunicaciones hemos sido capaces de mantener el contacto con nuestros familiares y amigos. Por eso es tan importante que sigamos apostando por conectar el 100% de la población, sin ningún tipo de exclusión, acercando la tecnología a la España rural.

En los próximos años, ¿cómo te imaginas que cambiará la forma en que nos relacionamos?

Hoy día accedemos a edades cada vez más tempranas a las redes sociales (como Tik Tok, donde el 10% de sus 690 millones de usuarios son menores de 18 años), y en los próximos años seguiremos profundizando en las tendencias actuales. Las empresas aprenderemos a adaptarnos al 100% a estas nuevas generaciones que prefieren interactuar con una app a hacerlo en persona, y trasladaremos esta forma de actuar a todos los aspectos profesionales (no solo la interacción con clientes, sino también con proveedores e internamente). Aún tenemos que encontrar fórmulas que nos ayuden a superar esta transición, poniendo a las personas primero.

El sector de las telecomunicaciones ha hecho frente a enormes transformaciones. Con MásMóvil hoy puedes contratar fijo, móvil, Televisión y también luz ¿Cuáles son los próximos retos a los que vais a hacer frente para manteneros como empresa de referencia proveedor de servicios telecomunicaciones y conectividad a hogares, empresas y particulares?

En un entorno en el que los servicios de telecomunicaciones, la energía y otros servicios como la telemedicina o la seguridad, tienden a comoditizarse, tenemos claro que la clave del éxito reside en la satisfacción del cliente. Apostamos por una orientación absoluta a nuestros clientes, ofreciéndoles una atención cercana y entendiendo cuáles son sus necesidades para cubrirlas con precisión. No podemos ser los primeros en volumen de facturación, pero sin duda, sí podemos serlo en satisfacción del cliente. Este es nuestro principal reto y nuestra razón de ser.

Trabajas en un sector tremendamente dinámico, cambiante y competitivo ¿Dónde crees que reside la clave para retener al mejor talento? ¿Qué papel juegan los líderes en el desarrollo y retención de profesionales? 

En primer lugar, estoy convencido de que el éxito llama al éxito. Todo el mundo quiere ser partícipe de una empresa que año a año supera sus registros. Además de esto, las claves para retener talento, en mi opinión, son ofrecer un proyecto motivante, tener transparencia y ofrecer autonomía y flexibilidad. Las personas de gran talento necesitan poder enamorarse del proyecto en el que colaboran. Para ello, el proyecto tiene que perseguir una misión que genere un impacto en la sociedad (en nuestro caso, conectar a las personas gracias a la tecnología). Además, deben poder sentirse parte activa del proyecto. Deben poder tomar decisiones dentro de su ámbito de responsabilidad y de poder hablar abiertamente para intentar mejorar cualquier aspecto del grupo. Por supuesto, en el entorno competitivo en el que vivimos, también es importante proporcionar a las personas la flexibilidad necesaria para que puedan balancear su vida personal y profesional. 

Y en esto el papel de los líderes es crucial. Deben ser capaces de transmitir esta misión a los equipos y de proporcionar ese contexto (en lugar del clásico enfoque de control) para que la gente de talento pueda aportar el máximo valor posible a la empresa. Creemos en el modelo de “Servant leadership” en el que los líderes trabajan al servicio de sus equipos y no al revés.

¿Qué características buscáis en vuestros directivos?

A nivel actitudinal, es importante que tengan sangre en las venas, que les apasione su trabajo. Atributos como actitud positiva, simplicidad, ambición, excelencia, automotivación, aprender de los errores, flexibilidad ante los cambios, rapidez en pasar a la acción, la honestidad y el coraje, son vitales en nuestra organización.

A nivel competencial, buscamos que entiendan el negocio y que sean capaces de transmitir a sus equipos la estrategia de la compañía para garantizar que todos remamos en una sola dirección. Hoy en día es importante, además, que tengan una buena capacidad analítica (vivimos en el mundo del big data).

«La pandemia nos ha hecho más humanos y flexibles, y ha reforzado mucho el aspecto ‘comunicador’ de los líderes»

¿La pandemia ha cambiado vuestra visión sobre el rol de los directivos en la organización?

Creo que la pandemia ha potenciado nuestra visión de los directivos como servant leaders. Nos ha obligado a salir de nuestra zona de confort y a replantearnos qué parte de nuestro día a día aporta más valor, qué es crítico y qué es accesorio. Durante el confinamiento, la situación nos obligó a pensar en qué comunicaciones eran clave para mantener las operaciones, qué foros eran necesarios con los equipos para poder seguir avanzando en el día a día, y qué información debíamos garantizar que llegara rápidamente a todos los eslabones de la cadena. Creo que la pandemia nos ha hecho más humanos y más flexibles, y ha reforzado mucho el aspecto “comunicador” de los líderes en su vertiente bidireccional.

En tu opinión, ¿qué capacidades deben reunir los líderes del futuro en este sector?

Las he comentado antes (pasión, energía, comunicación, capacidad analítica, etc.), son capacidades que buscamos en los directivos por considerarlas imprescindibles para los líderes del futuro (y del presente). Añadiría, por supuesto, capacidad de aprendizaje. Es importante que los líderes de una industria tecnológica entiendan la tecnología. No es imprescindible ser un experto técnico, pero es fundamental no quedarse atrás tecnológicamente. Leer es muy importante, entender qué están haciendo las empresas punteras y conocer herramientas nuevas que se podrían aplicar a tu realidad.

¿Cuál es tu visión para la industria de las telecomunicaciones en los próximos 5 años?

Las líneas que separan los sectores tradicionales llevan ya mucho tiempo desdibujándose y esa tendencia continuará. Empresas de otras industrias, como Amazon, Virgin o Google ya ofrecen servicios de telecomunicaciones y no son “telcos”. Por su parte, operadores de telecomunicaciones como Telefónica, Orange o MASMOVIL, ofrecen servicios financieros y no son “bancos”.

La diversificación de servicios diversos en torno al cliente será una constante para los próximos años. Por ello, la clave del éxito estará en desarrollar una cartera de clientes a los que ofrecer servicios diversos a través de un ecosistema cómodo de usar, y con un servicio de atención excepcional. No olvidemos una máxima sencilla de entender y difícil de conseguir: la gente busca simplicidad y no tener problemas.